Orden CSM/115/2021, de 11 de febrero

Desde el 15 de marzo de 2021, únicamente se podrán comercializar mascarillas higiénicas testadas en laboratorios acreditados ISO 17025. Deberá indicarse el laboratorio que ha testado el producto en el etiquetado del mismo.
El incumplimiento de esta condición de estar acreditado puede conllevar cierres de 5 años y sanciones económicas.
Los requerimientos de etiquetado de estos productos, incluyen información sobre la composición, tiempos de uso recomendados y número de lavados.
En cuanto a su fabricación, será necesario indicar la norma seguida (UNE 0064 o UNE 0065), datos sobre los porcentajes de filtración, que deberán ser superiores al 90% en mascarillas reutilizables y más del 95% en no reutilizables. Si son lavables, se deberá indicar la filtración antes y después de dichos lavados y no debe ser nunca inferior al 90%. Si se usan viricidas, deberá evaluarse el riesgo.
Además se ha regulado las características que deben cumplir aquellas con zona transparente para facilitar la lectura de labios para personas sordas.